SOPA DE LETRAS
20/11/18

El pasado sábado 22 celebramos en nuestras oficinas el taller "Sopa de letras: la cocina rusa a través de la literatura" en el marco de la XVIII Semana de la Ciencia y la Innovación de Madrid.

El taller fue expuesto por Aída Fernández Bueno, de la Facultad de Filología de la UCM, en colaboración con la profesora de nuestro curso de cocina Emilia Ballesteros y de nuestra profesora y directora Yulia Chichásova.

La exposición fue "una aproximación a la cultura rusa a través de la interacción en torno a su gastronomía como punto de encuentro e intercambio familiar y social", desarrollada en torno a cuatro puntos: la comida en la cultura popular, el desarrollo y las tradiciones de la cultura culinaria rusa (por etapas), las pasiones culinarias de los escritores rusos, y la comida como motivo y recurso literario.

En el desarrollo de la cultura culinaria, hablamos de los panecillos, las gachas y sopas, los platos de la cocina tártara, las fiestas de los nobles, el orden de los platos en la mesa, la cocina europea y sus efectos sobre la rusa... Todos los detalles que es necesario conocer para entender el impacto y efecto de la cocina sobre la literatura y la sociedad rusa en general. 

Conocimos las pasiones culinarias de autores como Krylov, Pushkin, Gógol, o Tolstói, así como la utilización y desarrollo de la cocina rusa que los mismos realizaron en sus obras. Sin duda, la literatura y la cocina han ido de la mano durante siglos, siendo esta última un recurso para ilustrar la primera y situarla en un contexto histórico y social determinado. Muchas veces, las descripciones de comidas en algunas obras, nos ayudan a comprender muchos aspectos sobre el carácter de los personajes, su situación y sus costumbres, y a día de hoy son un claro reflejo de la época que nos ayuda a entender y situar el mensaje de los autores.

Tras la explicación, degustamos unos pirozhkí (пирожки) con distintos rellenos, y té ruso servido de un auténtico samovar (самовар).

Yulia y Aída contestaron a diversas preguntas sobre la exposición y sobre los clichés y leyendas de las tradiciones culinarias rusas, así como dudas sobre la preparación de algunos platos y la existencia y ausencia de ciertos alimentos en el país.

Esperamos que disfrutaseis de la experiencia y que os animéis a venir a nuestros cursos de cocina rusa, que tienen lugar una vez al mes :)

Muchas gracias a todos por venir, y en particular a Aída por su dedicación y entusiasmo. ¡Esperamos veros a todos pronto!